LA CREACIÓN (ALREDEDOR DEL AÑO 3000 A. BLONEAD)

Antes del origen de los tiempos no había división entre el cielo y la tierra o la luz y la oscuridad. Solo existía un vacío insondable sin principio ni fin. Aquí aparecieron los dos primeros dioses: Leya y Bergelius.

Leya encarnaba la Creación y garantizaba la vida y la armonía. Bergelius,por el contrario, gobernaba la Nada. Orgulloso y desconfiado, se esforzó por no compartir su poder con nadie. La enemistad entre Leya y Bergelius creció y creció hasta verse envueltos en una intensa batalla. Bergelius derrotó a la diosa y la tomó prisionera.

Creó una oscuridad impenetrable, fría y cubierta por las sombras. Sin embargo, Leya todavía no había perdido las esperanzas. Con las fuerzas que le quedaban creó la alternancia entre la claridad y la oscuridad, lo que más tarde se conocería como el día y la noche. Al mismo tiempo, dio origen a los elementos clásicos de toda forma de vida: tierra, agua, aire y fuego.

Dotó al mundo de continentes repletos de una exhuberante vegetación y pobló la idílica tierra y las aguas con numerosos y diferentes seres. A uno de esos continentes le dio el nombre de Andaron, la actual Iberian, y llamó Mu a sus primeros habitantes inteligentes. Dado que Leya se encontraba cautiva y no podía defender ella misma lo que había creado, encargó esa tarea a ocho dioses protectores a los que ella dio vida.

Bergelius se enteró demasiado tarde de la obra creadora de Leya. Lleno de rencor debido a su descuido, encargó a su leal sirviente, Parakelius, destruir Andaron lo antes posible. Parakelius se reunió con sus esbirros en ese pacífico mundo. Una sombría niebla cubrió la Tierra y se extendió el miedo. Traicionero, Parakelius atrajo al pueblo de los Mu hacia el poder de las sombras. Se había acabado con la paz de Andaron.

Los ocho dioses protectores enviaron un gran diluvio con el fin de acabar con el mal y salvar a Andaron. Eso hizo que desapareciera de la tierra casi todo signo de vida. Algunos de los sobrevivientes huyeron a la isla Britron, en la costa oeste de Iberian.

Sin embargo, la influencia que había ejercido el mal sobre ellos permaneció inquebrantable: en la aislamiento de la isla fueron muchos los que acabaron convirtiéndose en horribles bestias. Parakelius hizo uso de su poder y transformó a los habitantes de Britron en monstruos, de los que más tarde surgirían los guerreros Rahu.

Acceder ¿Ya estás registrado?
Registrarse ¿Todavía no tienes cuenta?

Con el registro acepto los T&Cs

Regístrate de forma sencilla y gratuita.

¡Para empezar, sólo tienes que introducir tu dirección de correo electrónico!

Te enviaremos tu contraseña temporal a la dirección que indicaste.


En el juego se aplican nuestras Condiciones generales de uso y nuestra Política de privacidad.